Andromeda, yo te espero

Ayer Google hizo su presentación. Aquella que Hiroshi Lockheimer, responsable de Android, Chrome OS & Play, dijo que recordaríamos dentro de ocho años. Tenía esa sensación, decía. Y en eso se quedó si me preguntasen a mí. En una sensación, sin más. Nada realmente tangible.

Porque sí, los Google Pixel y Pixel XL son teléfonos muy correctos y constatan el ánimo de los de Mountain View de enfrentarse cara a cara a los grandes terminales, aunque eso suponga abandonar la gama media. Muy interesantes son también dispositivos como Google Home, aunque algunos le teman por miedo a la falta de privacidad, el router Google Wifi, las gafas de realidad virtual Daydream View y esa evolución del Chromecast convencional materializada en el Chromecast Ultra con 4K. Al igual que la sombra casi omnipresente de Google Assistant, un proyecto con bastante recorrido.

Sin embargo, faltó Andromeda. Aunque nadie hubiese asegurado que iba a estar. Se echó en falta el supuesto sistema operativo, con supuesto nombre, que fusionaría Android y Chrome OS y estaría llamado a apoderarse de los ordenadores portátiles y las tabletas de la compañía, además de dispositivos de terceros dado el caso. Una solución que muchos esperamos con ciertas esperanzas, si se plantea como creemos, como explicaba en el anterior artículo, y que no ha llegado.

De igual forma, el supuesto Pixel 3 tampoco llegó. Era la tableta convertible, el Chromebook que estrenaría el nuevo sistema. Si este no apareció por la presentación, mucho menos iba a hacerlo este dispositivo. Así que, nuevamente, nos quedamos con la duda y las ganas. ¿Sería ese tope de gama que se rumoreaba? Quién sabe. De existir, seguramente continúen madurándolo.

Esperamos —espero— que Andromeda se lo hayan guardado para más adelante. Sinceramente, creo que es uno de los caminos a recorrer. Y ellos parece ser que también lo creen. Así que toca paciencia.

,

No hay comentarios todavía.

¿Algo que decir?