La reinvención de Foursquare, Swarm y el posible sentido de todo ello

Saltaba la noticia hace unos meses: Foursquare se dividía en dos llevando sus funciones más sociales y de gamificación a una nueva aplicación, Swarm, y dejaba la de siempre para la exploración de lugares, las recomendaciones o las listas de lugares favoritos con una correcta integración entre ambas.

Más tarde, Foursquare anunciaba su reinvención con una nueva imagen, una nueva estrategia y una forma algo distinta de funcionar centrada en ofrecernos justo lo que nos va a gustar con una personalización total.

Todo ello es un movimiento de unbundling que podría considerarse quizás alocado, tal vez recomendado por un gran enemigo –divide et impera-, pero que sin lugar a dudas tendrá detrás un importante trabajo de recogida de datos y estudio que lo estarán respaldando.

¿Pero qué dirán esos datos? ¿Cuál será el camino que señalan los usuarios con el uso de los servicios? ¿Cuál será la razón que explique meridianamente la división del antiguo Foursquare y sus funciones en Swarm y un nuevo Foursquare?

Dos tipos de usuarios diferenciados, dos aplicaciones diferenciadas

Cuando en mayo se anunció la aparición de Swarm los chicos de Foursquare dejaron ver sin medias tintas la razón, o una de las razones, por las que su servicio de dividía en dos: decenas de millones de personas abren la aplicación cada mes para hacer check-in o para descubrir lugares. Sí, conjunción disyuntiva y no copulativa, porque los usuarios prácticamente siempre utilizaban Foursquare para hacer solamente una de esas dos cosas, según decía el comunicado.

foursquare-swarm-sentido-estrategia-2

Con dos perfiles de usuario principales bien definidos y acotados sobre el tapete entraríamos en uno de los problemas que tienen tanto grandes como pequeños o medianos: la monetización. Y la obtención de beneficios, lo que se dice beneficios al nivel de un servicio que presume de tener más de 50 millones de usuarios activos en todo el mundo, pasa por tener un modelo que funcione para obtenerlos y tener la base de usuarios necesaria y adecuada que los haga posibles; ahí es donde entra en acción la misión de llegar a un público -más- general.

En busca de una aplicación para el gran público

La previsible dualidad en el perfil de los usuarios de Foursquare, que algunos imaginábamos, se torna quizás más peliaguda cuando hablamos de captación extra de usuarios y, al final, de una traducción en beneficios. Y es que un público objetivo que podría estar demandando un servicio de descubrimiento de lugares o de recomendación de sitios posiblemente no instala Foursquare por una fama que ha arrastrado prácticamente desde su nacimiento y que probablemente le ha impedido dar el salto definitivo de un público especialmente geek al público general: la de ser “sólo” un juego.

foursquare-swarm-sentido-estrategia-3

Porque Foursquare, no nos equivoquemos, es muchísimo más que una aplicación con la que decir dónde estamos, con la que conseguir unos puntitos y ponernos más arriba que nuestros amigos o recibir una insignia que nos nombra apasionado de las pizzas; Foursquare, con cada check-in, con cada creación de un lugar, con cada foto subida, con cada dato introducido en lugares de todo el mundo pero especialmente en Estados Unidos, es quizás una de las más potentísimas y completísimas herramientas de geolocalización que existen en el mundo.

El movimiento tal vez era inevitable

Muy posiblemente la conjunción de esos dos bien definidos perfiles de usuarios de los que hablaba antes, la conciencia de tener entre manos un gigante diamante en bruto todavía por explotar y la necesidad de llevar el servicio a todo tipo de públicos han motivado la decisión de separar los servicios reinventando Foursquare como una herramienta de exploración y descubrimiento con la personalización por bandera y garantizando el juego de siempre para los interesados en Swarm, una nueva aplicación con nuevos e interesantes extras.

Con el nuevo Foursqaure pueden mantener en gran medida los usuarios que ya tenían y sumar un buen número extra de potenciales; con Swarm, como mínimo, se aseguran una buena parte de los incondicionales del check-in más otros que puedan unirse con el tiempo.

El camino que tienen por delante será duro y complicado, es un auténtico reto, pero estoy seguro que será sumamente interesante y aleccionador tanto para Foursquare como para el resto. Aunque vaya a contracorriente, teniendo en cuenta la que parece una opinión mayoritaria, no creo que les vaya mal.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Foursquare no muere, busca su lugar | Toni En Blanc Blog - 30/10/2014

    […] pleno verano reflexionaba sobre Foursquare y su estrategia de cara al futuro tras haber dividido el servicio en dos, dejando la aplicación primigenia solamente para buscar […]

¿Algo que decir?