En el iPad Pro el ‘software’ tiene mucho que decir

El 9 de septiembre Apple presentaba el iPad Pro, una tableta sumamente esperada desde hace años —más si cabe desde hace uno, cuando se pensaba que vería la luz— y que ha llegado para intentar contentar a todos esos usuarios que, como yo, deseamos que un dispositivo como este no solamente sirva para consumir contenidos.

El noviembre pasado publicaba aquí mismo «El iPad, un producto por terminar», donde hacía un repaso a las carencias que según mi parecer tenía. Básicamente, resumiendo mucho, vine a decir que si pretendía ser la punta de lanza de la denominada post PC era, cojeaba a niveles preocupantes con su software. Y en menos de un año ha llegado el iPad Pro, la versión llamada a suplir esas carencias.

Él ha sido el protagonista de mi vuelta regular a Malavida, en un artículo que publiqué justamente el día después de la keynote y que titulé muy amablemente como «El iPad Pro es solamente un comienzo». Y digo amablemente porque sí, la nueva tableta de Apple es un comienzo, pero un comienzo muy tímido, un comienzo que apenas ha recorrido unos metros de cientos de kilómetros de camino. Porque sencillamente, pese a los sensibles y muy apreciados avances, se queda todavía corta. Porque iOS 9 da un salto, pero no el necesario para que el iPad Pro, sea verdaderamente eso, Pro. Surface de Microsoft le lleva, en ese sentido, amplia ventaja.

El sistema operativo importa en el dispositivo, y tanto que importa. Importa desde que es el responsable de hacerlo funcionar para el usuario y el que va a permitir o no a los desarrolladores plantear aplicaciones que puedan ir más allá de lo visto hasta ahora. Porque para una tableta destinada a la productividad y el trabajo no es necesario un sistema de escritorio, al menos yo no digo eso, pero tampoco le vale uno de móvil sin más.

El resto de mis impresiones, con mayor detalle, en el artículo que he enlazado.

,

No hay comentarios todavía.

¿Algo que decir?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.